- Turismo - Jamay

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Jamay, un rincón de Jalisco para el mundo

Entre cerros y la Laguna de Chapala, ahí está Jamay, un municipio del estado de Jalisco, en México.
El nombre: Jamay, proviene de la palabra “Xamayan” que significa: Lugar donde se fabrican adobes.
Jamay es un pueblo, de esos en los que aún se preservan muchas de sus tradiciones, tradiciones que han sido clave para atraer al turismo desde hace ya varios años.
La historia de este municipio no se ha quedado grabada en las paredes de sus tantas construcciones ni de sus monumentos característicos, la historia ha sabido colarse de generación en generación y ha logrado empapar a nativos y hasta fuereños.
Ruinas de construcciones que datan del año 1673 son uno de los puntos turísticos representativos del lugar, son restos que recuerdan a los visitantes que Jamay es un pueblo que ha vivido mucho y que tiene mucho por contar.
El pueblo se fundó durante la época prehispánica, exactamente en el año 1521. Pero fue hasta 1914 que Jamay se erige municipio.
Jamay es historia, costumbres y tradiciones, es un pueblo que ha sabido guardar la magia de cada uno de sus rincones, es un lugar con gran variedad de lugares por visitar, un lugar de fiesta, arte y cultura, simplemente un lugar para visitar…


Atractivos turísticos:

*Las Ruinas: Datan del año 1673. Son restos del primer templo católico construido en el municipio de Jamay, luego de un terremoto el 2 de octubre de 1847 el templo resultó muy dañado y sólo quedaron en pie algunas de las paredes de este templo dedicado a Santa María Magdalena.

El lugar está abierto al público en general, es un lugar que cuenta la historia de lo sucedido por sí mismo, en las paredes de estas ruinas aún se logran apreciar detalles en las molduras , algunas frases bíblicas y hasta una biblia hecha de piedra, en la cual están cincelados los 10 mandamientos.

*Reloj de piedra: Otro punto que atrae a los turistas es un reloj de sol, labrado en piedra y que marca las horas con la sombra producida por los rayos del sol. Se ubica a un costado de la plaza principal, y aunque se presume data del año 1847, alrededor, aún se conserva en perfectas condiciones.

*Monumento al Papa Pio IX: Mejor conocido como “Pionono”, es el monumento más representativo y por lo que muchas personas  ubican al municipio, ubicado en el centro de la plaza municipal y  con una altura de más de 25 metros, es quien vigila día tras día a los jamaytecos.

El pionono, comenzó a construirse en 1875 y fue terminado en 1878, está hecho en calicanto (cal y cantera), su estilo es art nouveau (arte nueva) y en el monumento se pueden apreciar figuras de: La victoria, águilas, leones, proas de embarcación, el escudo del vaticano. En la punta del monumento se aprecia al Papa Pio IX, a quién se le dedica la obra, en sus manos sostiene una pluma y un pergamino. Alrededor de la torre, en 24 recuadros, se narran algunos datos bibliográficos del Papa.

*Haciendas que datan de la época revolucionaria en México: Dentro del municipio se asentaron haciendas que operaban como en la vieja Europa, las haciendas tiene alto valor arquitectónico y más aún un alto valor histórico. Son 4 las haciendas ubicadas  en Jamay: Hacienda de San Miguel de la Paz, Hacienda de los Capulines, Hacienda de San Agustín y Hacienda de la bella Cristina.

*3 Miradores: De la Santa Cruz, La Capilla y Papa Juan Pablo II: Jamay es privilegiado por las puestas del sol, puestas que se pueden apreciar desde el lago de Chapala hacia nuestros cerros y desde nuestros cerros hacia el lago de Chapala. Desde estos tres miradores, cada uno a distinta altura y ubicados en distinto lugar, se pueden apreciar los mejores paisajes del municipio.

*Malecón Artesia: Al pie de lago de Chapala, en Jamay, es ahí donde se construyó un malecón y unidad deportiva para el uso de los habitantes y visitantes. Además, el sitio cuenta con un lago artificial, donde en los fines de semana se ofrecen paseos en lancha.

Un camino pedregoso y rodeado de árboles, como guía un arroyo y como guardianes cerros, así es el camino para llegar hasta la cascada: La cebolla. Misma a la que llegan cientos de visitantes, cada temporada de lluvias.

La leyenda más famosa del municipio, esa que la mayoría se sabe  y a cualquier turista la cuentan: “Toscano fue un ladrón muy rico que escondía su oro en una cueva, ahí aún está el dinero, pero también el fantasma de Toscano” la condición, dice la leyenda, es salir con todo el dinero que hay ahí dentro, pero si salen sin nada, también salen sin vida.  Esa, la leyenda que invita a muchos a visitar Jamay y a saber de su historia. La cueva de Toscano es otro de los lugares mágicos que se pueden visitar en el lugar.

El Lago de Chapala, el más grande de México, termina justo donde termina Jamay, es el último municipio de Jalisco bañado por este vaso lacustre.

Jamay es un pueblo que por sí sólo tiene magia, y, aunque pequeño,  a medida que pasan los años se vuelve un punto turístico de referencia, no sólo en el estado o en el país, sino a nivel internacional.
 
El Tiempo en Jamay
Regreso al contenido | Regreso al menu principal